miércoles, 27 de agosto de 2014

Mercado EcoArteSano en Cabra

El próximo sábado 30 de agosto, en visperas de la Feria de Septiembre de Cabra, volvemos a organizar nuestro tradicional mercado ecológico en la ciudad. Será en el Salón del Paseo Alcántara Romero, a partir de las 19:0h. El evento está coorganizado por Subbética Ecológica y Subbética Artesana y cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Cabra y la Diputación de Córdoba.

Habrá una completa oferta de alimentos ecológicos y locales (verduras y frutas ecológicas, aceites, pan, etc.) y artesanía.

Y en esta ocasión, hemos preparado un montón de actividades paralelas. Destacamos:
- La exposición y cata popular de variedades de tomate. Si eres productor participa y si no no te la pierdas !!!
- Carrera Popular Huertas de Cabra, con el apetitoso premio al/la ganador de su peso en productos ecológicos.
- Área infantil de juegos tradicionales.
- Degustaciones.

Esperamos que el Salón del Paseo de Cabra se convierta en un hervidero de personas apoyando la producción y el consumo local y ecológico.

Contamos con tu presencia !! Ayudanos a difundir !! 

viernes, 22 de agosto de 2014

Exposición de Subbética Ecológica en el Hospital Infanta Margarita

Durante estos meses  la Asociación Subbetica Ecológica expone para todas las personas interesadas un resumen y aproximación de su actividad, y la relación que tienen con la salud los alimentos producidos bajo la lógica de la naturaleza, es decir la ecología. Dicha exposición está en las vitrina de la entrada del Hospital Infanta Margarita, situado en Cabra, en la comarca Subbética de Córdoba.

Esta muestra no habría sido posible sin la dedicación de nuestros socios María Tesías y Alejo Ortegón, que han dirigido el diseño de la muestra. Gracias !! Recomendamos la lectura del artículo "Salud, Agricultura Ecológica, Alimentación y Medicina"  para comprender el sentido y la importancia de esta exposición.


Tambien nuestro agradecimiento al personal del hospital por su apuesta. Estamos seguros de que ésta es la primera colaboración de muchas que vendrán. 
 

Animamos a todo el mundo a que se pase a verla. Hay mucho amor, cariño y buena intención en cada una de las vitrinas expositoras. Que la disfruten ustedes !!!!

Hemeroteca de esta actividad:
Web hospital infantamargarita
Web juntadeandalucia.es 
Elcorreodecabra
Diariocordoba.com
Montillanoticias

SALUD, AGRICULTURA ECOLÓGICA, ALIMENTACIÓN Y MEDICINA

Por María Tesías Herrera

Durante los meses de verano, la Asociación Subbeticaecológica expone para todas las personas interesadas un resumen y aproximación de su actividad y la relación que tienen con la salud los alimentos producidos bajo la lógica de la naturaleza, es decir la ecología.Dicha exposición se muestra en la vitrinas que para ello cuenta, en la entrada principal, el Hospital Infanta Margarita, situado en Cabra en la comarca Subbética de Córdoba.
 
Lo que acontece, tanto en los campos donde se cría el ganado y los cultivos de alimentos, como en las aguas de donde proceden los pescados que comemos, tiene una gran repercusión en la salud de las personas que componen una sociedad.
Buscando la relación entre la Asociación Subbética ecológica con la Institución Sanitaria he encontrado cómo en Andalucía, cada Consejería se ocupa de los distintos aspectos de la vida en comunidad, pero esos aspectos no son estancos dado que se relacionan en la vida real. Como recuperando la cita de Hipócrates, “que tu medicina sea tu alimento, y que tu alimento sea tu medicina”, la sinergia entre la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente con la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, quiere redundar en la mejora de la población andaluza como muestra la Salud en todas las Política (STP/HIAP) del IV Plan Andaluz de Salud, (Pág. 19, 20 y 137).
 
Por otro lado, la Consejería de Agricultura y Pesca editó un texto en el año 2008 que es hoy un referente básico en alimentación ecológica, calidad y salud. En el prólogo de dicho texto, José L. Porcuna, ex presidente de SEAE, describe cómo la oferta de alimentos del mundo moderno es cada vez más especializada y sofisticada; cómo cada día aparecen en los mercados nuevas gamas de productos con propiedades alimenticias o medicinales. La incorporación de bífidus, vitaminas, ácidos de distintos rangos, etc., es ya algo habitual en la elaboración de los alimentos. Sin embargo, a pesar de esta sofisticación, muchos consumidores perciben que la mayoría de los alimentos están perdiendo sus características tradicionales más elementales: el color, el sabor y sus propiedades nutricionales. Ante esta situación muchos consumidores se preguntan si “el pan es pan y el vino es vino”.

Los distintos informes que publica cada año la Unión Europea en cuanto a la presencia de residuos químicos en los alimentos, ponen en evidencia que aún existe un porcentaje considerable de estos que contienen niveles de plaguicidas que superan los límites máximos establecidos (LMR). Y esto se produce a pesar de que, en los países desarrollados, los controles y el seguimiento de la utilización de pesticidas es cada vez más riguroso y preciso.
 
Si bien es cierto que los alimentos ecológicos no contienen residuos de plaguicidas en niveles significativos, como así aparecen en todos los estudios realizados en nuestro país y fuera de él, no menos importante, continúa Porcuna, es que la mayoría de los alimentos ecológicos contienen otras cualidades en cuanto al contenido en materia seca, proteínas, minerales, vitaminas, etc., muy superiores a la de alimentos convencionales.

Todos estos aspectos, entre otros, son analizados, documentados y valorados con rigor y precisión por la Dra. Dolores Raigón, que en base a sus numerosos estudios ha elaborado el texto que se ha mencionado más arriba, y que se denomina: “Alimentos ecológicos, calidad y salud” (2008), editado por la Junta de Andalucía. Consejería de Agricultura y pesca, y la Sociedad Española de Agricultura Ecológica (SEAE).

La información que se recoge en el texto es necesaria, importante y oportuna, de tal suerte que no puede dejar insensible a la sociedad en general, especialmente a los padres, a los educadores, a los profesionales de la medicina, a los investigadores o a los deportistas... Tampoco debe dejar insensible la obra a los responsables políticos de la alimentación y la salud de los ciudadanos. Si es cierto, que somos lo que comemos, o como le gusta decir a la autora “somos lo que asimilamos”, no cabe duda de que a la luz de la información recogida en esta obra, se hace necesaria una alternativa de consumo agroecologica que puede mejorar nuestra alimentación, nuestra salud y la salud del propio planeta.

La Dra. Raigón, nos introduce en la obra mediante la contextualización del campo desde el cuarto decenio del siglo XX en España y en los países occidentales, en la llamada “Revolución Verde”. Desde 1940 se han estado produciendo intensos cambios tecnológicos en la agricultura. La consecuencia directa ha originado lo que se conoce como agricultura intensiva, que desarrolló un modelo de agricultura industrializada, basada principalmente en el empleo de fertilizantes químicos y productos fitosanitarios de síntesis, así como en la introducción de nuevas variedades de aspecto más atractivo y en la mecanización de los cultivos.
 
Una de las consecuencias inmediatas de estas técnicas agronómicas fue el incremento de los rendimientos por unidad de superficie. Sin embargo, a largo plazo se ha observado que la implantación de estas prácticas ha generado una disminución de los incrementos de la productividad, un incremento del coste energético (energía utilizada/energía obtenida), una pérdida de la fertilidad y aumento de la erosión de los suelos, una contaminación de los recursos naturales y del medio ambiente en general, así como una pérdida integral de la calidad de los alimentos, que abarca desde la disminución de su valor nutritivo, hasta el incremento de patologías asociadas a su composición química.

Los riesgos potenciales, tradicionales más importantes asociados a la dieta humana son la contaminación microbiológica y el desequilibrio nutricional, pero ahora además se suman los contaminantes medioambientales, tóxicos de diversas naturalezas, residuos de plaguicidas y aditivos alimentarios.

Los productos fitosanitarios aumentan los rendimientos de las cosechas, pero contaminan frutas y verduras, los materiales empleados en el embalaje, y que en principio están diseñados para proteger, pueden traspasar determinados tóxicos a los alimentos, y los aditivos empleados para conservar la comida pueden causar alergias e intolerancias, véase el texto de Nicolás Olea.

Es curioso destacar que los objetivos marcados dentro de los planes de producción vegetal, en el establecimiento de la llamada agricultura intensiva o convencional, de la “Revolución Verde” han estado centrados principalmente en el aumento de la productividad por encima de la búsqueda de productos de óptima maduración, nutricionalmente equilibrados, con disminución de los niveles de tóxicos, etc. De la misma manera, la obtención de alimentos de origen animal se ha basado principalmente, en el
aumento de los rendimientos, olvidando en el proceso ganadero, factores vinculados al bienestar animal, a la alimentación sana y equilibrada de los animales y, como consecuencia, a su repercusión en la composición de los alimentos de ellos derivados. El valor nutricional, ha sido un factor insignificante en todo el proceso de industrialización de la agricultura y ganadería.

El marco legal establecido por la Unión Europea para la producción ecológica vegetal y animal se inscribe en un contexto más general, como es el de la política de calidad de los productos agropecuarios. Esta política que nació a comienzos de 1990, pretende responder a la demanda cada vez más acuciante de los consumidores de productos específicos, frente a la creciente estandarización de los productos convencionales.

Las técnicas agroalimentarias de producción ecológica tienen unos marcados efectos positivos sobre la calidad final de los alimentos, por un lado inciden en la disminución de la contaminación por sustancias nocivas, y por otro lado tienen una relación directa sobre la composición nutricional y equilibrada de los alimentos, así como en la mejora de las cualidades organolépticas. Con todo ello, los alimentos ecológicos tienen unas consecuencias positivas sobre la salud porque en el proceso de producción se garantiza la ausencia de residuos químicos.
 
En consecuencia, los resultados mostrados en el texto de la Dra. Raigón ponen de manifiesto, los beneficios nutricionales y sanitarios que pueden aportar sobre la dieta los alimentos producidos bajo sistemas ecológicos, a la par de eliminar riesgos de contaminación medioambiental, asociados a los sistemas de producción agrarios y ganaderos (véanse los videos 1 y 2)

Podemos acabar mencionando el proverbio ayurveda que dice así: “Cuando la alimentación es mala, la medicina no funciona; cuando la alimentación es buena, la medicina no es necesaria”.
 

sábado, 16 de agosto de 2014

Huerta y Poesía: LA MANZANA



Por Isabel Montes
 
Estaba la otra tarde en la piscina, cuando una amiga abrió su tupper para ofrecernos compartir su magnífica merienda, un revuelto de frutas de temporada de la huerta de Cabra, peladitas, fresquitas, con espléndido aroma, color y SABOR. Y lo mejor: una inyección de vitaminas para chicos y grandes. El cóctel frutal de mi amiga tenía melón, sandía, melocotón y manzana (¡qué bien saben, qué vista tienen, y qué bien huelen!).
Mientras merendábamos recordé cómo al ponerse en marcha nuestra Asociación temíamos tener un déficit en nuestras cestas con la fruta, cómo se ha ido, temporada tras temporada, solventando este problema que nunca fue, y cómo cada semana venimos contando con magnífica fruta ecológica y de canal corto, no solo de Cabra, también de Carcabuey, Palma del Río, Torres, Frailes…
Recientemente se nos ha incorporado a la cesta una fruta sencilla, de andar por casa, de toda la vida, que ya se hizo famosa allá al principio de los tiempos, en el Paraíso. En su honor traigo a este rincón de nuevo a Neruda. 

ODA A LA MANZANA
Siempre
eres nueva como nada
o nadie,
siempre
recién caída
del Paraíso:
plena
y pura
mejilla arrebolada
de la aurora!
Qué difíciles
son
comparados
contigo
los frutos de la tierra,
las celulares uvas,
los mangos
tenebrosos,
las huesudas
ciruelas, los higos
submarinos:
tú eres pomada pura,
pan fragante,
queso
de la vegetación.

Cuando mordemos
tu redonda inocencia
volvemos
por un instante
a ser
también recién creadas criaturas:
aún tenemos algo de manzana.

Yo quiero
una abundancia
total, la multiplicación
de tu familia,
quiero
una ciudad,
una república,
un río Mississipi
de manzanas,
y en sus orillas
quiero ver
a toda
la población
del mundo
unida, reunida,
en el acto más simple de la tierra:
mordiendo una manzana.
                                              Pablo Neruda.

martes, 12 de agosto de 2014

CATA POPULAR DE TOMATE ECOLÓGICO 2014


– Mercado EcoArteSano. Cabra, Paseo Alcántara Romero. Sábado 30 de agosto 2014 -
BASES DE PARTICIPACIÓN
Si tienes tomates dignos de premio, ¡tráelos!

La agricultura local y ecológica custodia buena parte de la biodiversidad mundial, frente a la homogeneidad que prima en los mercados industriales. “En la variedad está el gusto” y por eso es importante que la ciudadanía valore el trabajo que realiza la agricultura familiar y ecológica para la conservación de variedades tradicionales. En verano, si hay un producto estrella en nuestras huertas, es el tomate. Esta muestra de tomate quiere ser una exposición viva de tomates de variedades tradicionales de la zona.

INSTRUCCIONES PARA PARTICIPAR EN LA EXPOSICIÓN CATA POPULAR DE TOMATE:

Los tomates participantes deberán haber sido cultivados de una forma respetuosa con el medio ambiente y la salud de las personas. Estarán por tanto libres de productos químicos de síntesis, si bien pueden o no estar certificados como procedentes de agricultura ecológica.

Cada agricultor podrá presentar tantas variedades distintas de tomate como desee para exposición. No obstante, el número total máximo de variedades de tomates a cata y concurso será de 10. Si hay más variedades, la organización decidirá limitar el número por agricultor para permitir una adecuada representación de los participantes y primando las variedades tradicionales de la zona frente a las comerciales.

Para presentar a concurso una variedad de tomate deben aportarse al menos 2 Kg. Si no se dispone de esa cantidad, el tomate se expondría pero no entraría a cata ni a concurso.

Cada participante facilitará a la organización su nombre y el nombre de la variedad con que se conoce el tomate, de cara a que quede perfectamente identificado y etiquetado.

Sería recomendable que los tomates viniesen acompañados por sus respectivas semillas en seco, de cara a difundir así la importancia de éstas.

La organización de Subbética Ecológica se encargará de la logística del evento, aportando el material necesario para la celebración de la cata y llevando a cabo la dinamización de la misma.

Para facilitar la organización, se recomienda confirmar participación llamando al teléfono 646918172 o escribiendo un email a info@subbeticaecologica.com. En todo caso, las personas participantes deberán acercarse al mercado con sus tomates antes de las 19:30h. La cata y posterior deliberación por parte del jurado será a las 22:00h. La entrega de distinciones y trofeo será al cierre del mercado.

SOBRE EL JURADO:
El jurado que evalúe los tomates a concurso será un jurado popular, conformado por un máximo de 15 miembros, elegidos por sorteo de entre las personas que hayan realizado alguna compra en el mercado EcoArteSano y muestren interés en ello.

PREMIOS POR CATEGORÍA:
Premio al mejor tomate.
Premio al tomate más sabroso.
Premio al hortelano con mayor diversidad de variedades de tomate.
Premio al tomate más grande.
Premio al tomate con la forma más curiosa.

PARTICIPA !! Ayúdanos a difundir !!

jueves, 7 de agosto de 2014

Receta: BERENJENAS MARINADAS

Por María Ángeles Lozano
Ingredientes
• 2 berenjenas medianas
• 3 dientes de ajo
• 1 guindilla roja
• 1 cucharada de alcaparras
• una ramita de menta fresca
• sal, pimienta negra molida
•  aceite de oliva virgen extra.

Lavar y cortar las berenjenas en rodajas de unos 5 milímetros, va perfecta una mandolina, y si no cuchillo y paciencia. Colocarlas en un escurridor, rociarlas con sal gruesa y dejar que "suden" (que pierdan agua) una media hora aproximadamente.

Mientras preparar el aderezo. Quitar las pepitas de la guindilla y cortarla muy fina. Picar igualmente los dientes de ajo, las alcaparras y las hojas de menta. Colocar los ingredientes en un bol, salpimentar al gusto y añadir tres o cuatro cucharadas de aceite de oliva. Mezclar bien hasta homogeneizar la mezcla, reservar.

Enjuagar la berenjena, secarla y untarla ligeramente con aceite. Calentar una sartén al fuego, extender unas gotas de aceite y dorar las rodajas de berenjena por ambos lados. Retirarlas e ir colocándolas en un recipiente por capas. Completar la primera y poner por encima una cucharada de aderezo, añadir un poco de aceite y repartir por toda la superficie (yo utilizo un pincel de cocina para que llegue a todos los rincones). Colocar una segunda capa y repetir la operación, y así hasta que se acaben.


Receta: BERENJENAS DE ALMAGRO EN ESCABECHE

Por Germán de Ecológicos Tierra Sur

Ingredientes :
8 berenjenas de cabo largo o de almagro
2 litros de agua
1/2 cabeza de ajas (especial de la subbética)
10 gr de pimentón
Bastante oregano ( al gusto  )
Vinagre un vaso
Sal
Aceite de oliva un vaso

Preparación:
Cocemos las 8 berenjenas  en una olla con los 2 litros de agua , el vaso de vinagre y  un puñadito de sal durante 20 minutos,  después de esto sofreimos el vaso de aceite y las ajas junto con el oregano y el pimentón, y después de dorar mínimamente, ahogar con otro poco de vinagre .
Quitar la mitad del agua de las berenjenas y añade el sofrito al litro de agua con las  berenjenas  y llevar a ebullición,  en cuanto comience a hervir  retirar del fuego. 
Meterlas en un tarro de cristal tapar y ponerlo boca abajo para que haga  el vacío asi ya lo podremos conservar por meses
Buen provecho desde Ecológicos Tierra Sur!!!!