viernes, 28 de mayo de 2010

¿Y por qué no garbanzos?

Atrás quedaron los seiscientos y los aburridos pucheros de familia numerosa, aquella época gris en la que se hacían oposiciones "para ganarse los garbanzos". Hoy se nos ha querido pintar de colores una comida globalizada y sin vitalidad, que deja el cuerpo sin nutrir, de ahi que pida más y más hasta llegar a unas obesidades que sólo veíamos en lase series americanas, y lo acidifica, con la consiguiente pérdida de cabello y debilidad de uñas y huesos.

La alternativa no está en sofisticados ingredientes de importación, sino en la sabia variedad de alimentos y de recetas que tenemos en la cultura mediterránea, donde las legumbres son las reinas y de ellas los más nutritivos y versátiles, los garbanzos.
Presentan propiedades alcalinas (corrigen la acidificación), son una proteína de calidad y para quienes no pueden tomar lácteos ¡el calcio de100 g de garbanzo equivale al de 10 litros de leche!

Extracto del artículo del mismo nombre
La Fertilidad de la Tierra Nº 40

No hay comentarios:

Publicar un comentario