jueves, 26 de agosto de 2010

Contra la crisis, el saber de la Tierra

12 Aug 10 - Carlo Petrini - Slow Talk
Facilitado por Antonio Zafra

En Italia, los agricultores están viviendo una crisis de una gravedad sin precedentes en los últimos sesenta años. Y esto sucede en el silencio más absoluto y el desinterés de todos los medios de comunicación. Los precios de las materias primas han descendido hasta mínimos históricos y los agricultores, independientemente de lo que cultiven o críen, producen a pérdida. Las causas son múltiples, coyunturales y de sistema, pero lo que más salta a la vista es que los campesinos han perdido su independencia, su capacidad de establecer un precio en base a la calidad de sus productos. El modelo agroindustrial, monocultural, al servicio de la gran distribución organizada, ha conseguido ponerlos en jaque. Se trata de un modelo insostenible no sólo desde el punto de vista ecológico: para los campesinos resulta también desfavorable desde el punto de vista económico.

Nos hemos dado cuenta de cómo funciona el sistema en otros países del mundo, donde el modelo agroindustrial ha tenido mayor desarrollo y difusión.
En un primer momento los agricultores son convencidos a incrementar la producción con métodos insostenibles, sustituyendo variedades y razas autóctonas por productos gratos a la industria; más tarde, estas economías dejan de funcionar y muchas empresas medianas y pequeñas se ven obligadas a cerrar, siendo absorbidas por quien tiene mayor capacidad de generar economías de escala importantes. Es la típica concentración de empresas generada en todos los países del Norte del mundo. Los campos se despueblan, aumentan las maquinarias y disminuyen las personas. Al final aun las grandes empresas comienzan a tener dificultades: ponen en práctica el monocultivo o la cría intensiva, pasan a depender de los únicos sujetos que pueden retirar sus productos (los grandes comerciantes, la gran distribución), y estos últimos, comienzan a establecer los precios progresivamente a partir de la fuerza de su posición de mercado, optando, obviamente, por rebajarlos cada vez más. El libre mercado deja los alimentos en manos de unos pocos y arranca el alma de nuestros campo. En estas condiciones es evidente que nadie quiera ejercer como agricultor.


Por eso debemos esforzarnos para defender a los campesinos de todo el mundo y para que los jóvenes sientan el deseo y tengan alguna posibilidad de regresar al campo. La agricultura es la base de toda civilización y necesitamos los ejemplos virtuosos de las comunidades de Terra Madre para aportar creatividad y tradiciones en el sistema, para darle un futuro. Slow Food ha de acoger a más campesinos cada día en su seno; hemos de crear una alianza estrechísima entre consumidores y productores; hemos de conseguir el nacimiento de millones de co-productores que, junto a las comunidades del alimento, devolverán la dignidad y la gratificación que merecen quienes producen aquello que termina en nuestras mesas. Y en esta labor todas las culturas y grupos sociales hoy considerados marginales –indígenas, jóvenes, mujeres, ancianos- serán protagonistas de un cambio de época.

Carlo Petrini
Presidente de Slow Food Internacional
www.slowfood.com
http://www.slowfoodsevillaysur.es/

martes, 24 de agosto de 2010

Seminario Internacional sobre Agrodiversidad

Durante el próximo mes de Septiembre se va a celebrar en Córdoba un Seminario sobre Agrodiversidad. Éste seminario convocado en el contexto del Año Internacional de la Biodiversidad y como contribución a las conmemoraciones del Día Mundial de la Alimentación, pretende destacar el papel de la biodiversidad agrícola como base para la seguridad alimentaria, la lucha contra el hambre y como amortiguadora de los efectos previstos del cambio climático.
En él, expertos del máximo prestigio internacional analizarán el trabajo que en estas materias vienen realizando diversas instituciones y se ofrecerá un espacio para fomentar la concienciación y el diálogo entre instituciones, universidades, científicos, sociedad civil y sector privado. Se espera que el Seminario contribuya a catalizar acciones y proyectos, así como a definir prioridades y políticas a niveles internacional, nacional y local.
El último día un comité de expertos con representantes de las instituciones participantes redactará un documento conclusivo en forma de Declaración para su presentación en la Reunión Plenaria de Alto Nivel de la Asamblea General de Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica que se celebrará el 22 de septiembre en Nueva York.

Para consultar el Programa del seminario y Solicitar la inscripción, podéis pinchar aqui.

miércoles, 4 de agosto de 2010

¿Sabias que las luciérnagas....

Por Marián Martínez

- ...Son de la misma familia que los escarabajos?
- ...Sólo los machos pueden volar?
- ...Emiten luz fría, una reacción más eficiente ya que no pierden energía en forma de calor?
- ...La luz es emitida tanto por los machos como por las hembras?
- ...La luz de la hembra es más llamativa, ya que la utilizan para atraer al macho desde un punto fijo del terreno?
- ...Emiten luz también para avisar de peligros o cuando se sienten amenazadas?
- ...Las larvas se alimentan vorazmente de caracoles y babosas?
- ...Son estupendos bioindicadores ambientales. Si hay luciérnagas, hay buena calidad del medio?.

El cortejo:
Cada especie de luciérnaga tiene un código o patrón de pulsos lumínicos específicos, es como un código morse de luz. Esto hace que los machos sean capaces en la oscuridad de saber si la luz que ven en la distancia es la de una hembra de su misma especie.
En las primeras horas de la noche las hembras se suben a una brizna de hierba, curvan su abdomen hacia arriba y comienzan a emitir su luz. De esta forma, los machos, que inician su vuelo sobre la misma hora, pueden localizarla. Pequeños puntitos de luz verde centellean en el aire, contestando tanto a la hembra como al resto de competidores. Esto dura varias horas y no toda la noche.

En caso de no tener éxito, todos se retiran hasta la noche siguiente. La hembra prácticamente no se mueve del sitio, toda su energía la destina a atraer al macho para poder poner huevos y perpetuar así la especie.
Hembra adulta emitiendo luz en la huerta de Antonio y Chari

La alimentación, ¿Qué comen?
Las luciérnagas se alimentan sólo durante la fase de larva. Durante su corta vida adulta se dedican exclusivamente a perpetuar la especie.
La larva es prácticamente ciega, pero gracias al resto de baba dejada por los caracoles y babosas son capaces de localizar a su presa.
La larva muerde al caracol, inyectándole un líquido que paraliza y predigiera la carne lentamente. Para dejar que el líquido actue, la larva se sube sobre la cocha del caracol, y además evita que el exceso de baba que el gasterópodo está expulsando para curarse pueda ahogar a la larva. El caracol tiende a esconderse dentro de su concha, poco a poco la larva va introduciéndose en ella comiéndose al caracol previamente digerido. TODA UNA ESTRATEGIA DE SUPERVIVENCIA.

Lo que más les perjudica:
Las roturaciones excesivas del suelo
Uso de herbicidas y fertlizantes químicos
Biocidas para caracoles

Por todo esto, en nuestras huertas ecológicas, ¡sí hay luciérnagas!

Fuente: La fertilidad de la tierra. nº 41