lunes, 10 de enero de 2011

Comprar, tirar, comprar

Ayer, la 2 de TVE emitió este interesante documental, Comprar, tirar, comprar. En Subbética Ecológica queremos difundirlo, de cara a dar a divulgar las antiecológicas estrategias empresariales de este loco "mundo desarrollado". Es importante conocerlas para ser más sostenibles.


2 comentarios:

  1. Es tremendo esto que nos cuenta el documental. Hace tiempo pensaba algo parecido, sin embargo quedó en una sospecha, creía que alguien podía querer aprovecharse de la gente inocente. Pero que barbaridad, saber que es premeditado. Siento una completa desprotección, e indefensión.
    Conocer el origen de las cosas puede ayudar a encontrar soluciones. Por ejemplo, los comerciantes, los que nos venden cosas no existían porque la gente era autosuficiente. Posteriormente van apareciendo en la historia para "facilitarnos la vida" pero no serian nada si decidiéramos no comprar sus productos o ser más críticos con lo que adquirimos. Somos los consumidores los que tendríamos que dictar lo que queremos, y cómo lo queremos. Cuidar, no dañar con nuestros actos, pero cómo saberlo. Nos obligan a comprar lo que "ellos" quieren. Nos convencen de que tenemos prisa , y con prisa no miramos, etiquetas, no seleccionamos. Sin embargo los comerciantes estarían a nuestro servicio si nos lo prepusiéramos.
    Por otro lado mirad en Google Earth Ghana antes de que llegaran los deshechos tecnológicos, que iban a acortar el abismo con el primer mundo. ¿Alguien conoce algún remedio? Dios mío qué va a ser de la humanidad, de nuestro planeta. Esto es solo la punta del iceberg.

    ResponderEliminar
  2. Más razón que un santo, María. Sospechábamos que esto ocurría, porque es mucha casualidad que las cosas se rompan justo despues de pasar la garantía... pero que nos lo planteén tan claro duele.
    En todo, el consumidor tiene más poder del que se cree... pero en éste caso, si no hay opción, si todos los electrodomésticos y aparatos tienen fecha de caducidad, ¿Cómo actuar? Yo me inclino por tener sólo lo "necesario", por no ser consumista y en la medida de nuestra posibilidad utilizar un criterio de compra respetuoso con el medio ambiente. Pero de verdad me duele la cabeza cuando pienso que a mi impresora le quedan 1000 impresiones ... ¿Y qué hago despues?

    ResponderEliminar