martes, 25 de septiembre de 2012

Huerta y Poesía: LA GRANADA

Por Isabel Montes

Llegó septiembre, con él, el fin del verano, y nuestras huertas siguen su evolución natural, al son de las estaciones: los productos del verano van menudeando y aparecen las frutas y verduras propias del Otoño.

Uno de los árboles más emblemáticos –y de los más bonitos- de la huerta tradicional egabrense nos ofrece en otoño una fruta atractiva en la gastronomía, por sabor, color, y propiedades nutricionales. Se trata de la granada. Sola, en zumo, acompañando postres o ensaladas, nos dará un toque de distinción.

También ella tiene poesía propia. Se la compuso uno de los grandes, que con su verbo la ilumina y le arranca, en corto espacio, una intensa carga emotiva, el poeta que encontró en el oficio de hortelano y en las tareas de la agricultura bellas, sentidas, y certeras imágenes: Miguel Hernández.

LA GRANADA

Sobre el patrón de vuestra risa media,

reales alcancías de collares,

se recorta, velada, una tragedia

de aglomerados rojos, rojos zares.

Recomendable sangre, enciclopedia

del rubor, corazones, si mollares,

con un tic-tac en plenilunio, abiertos,

como revoluciones de los huertos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario