sábado, 31 de agosto de 2013

Homenaje hoterlan@ 2013

Desde la asociación Subbética Ecológica, felicitamos a D. Manuel Castro Roldán y a Dña. Francisca Camacho Jiménez. Os agradecemos vuestro trabajo y esfuerzo.


Este discurso se leyó anoche en el ecomercado:
Buenas noches. En este momento, en el marco del Ecomercado Subbética 2013, el Ayuntamiento de Cabra en colaboración con Subbética Ecológica, desea celebrar un homenaje. El año pasado homenajeábamos a aquellos pioneros que habían empezado a cultivar en producción ecológica en Cabra. Este año, el homenaje lo queremos realizar la trayectoria de “toda una vida” vinculada a la huerta.

Por lo menos una vez en la vida, vamos a necesitar a un médico, un abogado, un arquitecto, pero todos los días, tres veces al día, necesitamos al agricultor. Es tan fundamental para nuestra vida su trabajo de estas mujeres y hombres, y ha sido tan desprestigiada esta profesión durante años, que con este acto queremos simbolizar un cambio que queremos ver en nuestra sociedad, queremos dignificar a nuestros agricultores y agriculturas, y agradecer públicamente el cuidado y mimo que nos ofrecen cultivando alimentos ricos, saludables, diversos.

Esta noche queremos hacer un reconocimiento a dos personas (a un hortelano y una hortelana) que con su ejemplo, representan el esfuerzo, el trabajo, y buen hacer propio de nuestros agricultores. Dos personas que a lo largo de toda su vida han estado vinculados con la huerta. Dos personas, que incluso cuando las cosas se ponían feas, nunca tiraron la toalla. Sus manos, sus rostros, sus cuerpos, son testigos de muchas horas de sol, de frío, de sudor….

Os presentamos a D. Manuel Castro Roldán y a Dña. Francisca Camacho Jiménez. Ambos han nacido “literalmente” en una huerta.
Manuel nació en Vado del Moro en 1938, unas horas antes de los bombardeos en Cabra. Toda su sana y feliz infancia la recuerda ayudando a sus padres en el tajo, entre juegos. Tenían una de las huertas más grandes de la zona, y tenía que colaborar. Cuando Manuel fue creciendo, sus tareas cada vez iban siendo mayores y más duras, “cortando la tierra con bestias”, “recorriendo” con el escardillo. Mucho esfuerzo físico y trabajo de sol a sol. 
Tenía 18 años, y como no podía ser de otra forma, se enamoró en la huerta. Tuvo que construir un puente con vigas y capachas, para atravesar un arroyo sin mancharse de barro, y poder ir a visitar a una muchacha de la huerta vecina. Esa muchacha, Basilisa Valderde, acabó siendo su esposa y compañera de vida. Con ella ha tenido tres hijos: Juan Carlos, Manoli e Inma, que a su vez le han regalado siete nietos. 
Destaca la preocupación de Manuel por que existiese armonía y buen ambiente entre los hortelanos, y por la defensa del bien común, especialmente en lo relativo al agua y la conservación y buen uso de las acequias. Durante más de 12 años fue alcalde de la acequia del caz alto, y aunque eso le supuso muchos quebraderos de cabeza, muchas noches sin dormir, e incluso algún accidente que por poco le cuesta la vida. Sin embargo, dice con orgullo que se siente satisfecho y reconocido por los demás en ese esfuerzo. Este es Manuel, un hombre comprometido con la verdad, la justicia y el compañerismo. 

Paqui, nació en las huertas de Jarcas en 1946. Allí vivió feliz, disfrutando con sus padres de una vida sencilla y muy autosuficiente, cultivando el huerto, cuidando a los animales, etc. A los 24 años, se casó con Miguel Arroyo, un hortelano de tradición familiar, y aunque se muda a Cabra, no deja la agricultura en ningún momento. Trabaja con su marido en una huerta de la Fuente de las Piedras, y juntos pasan unos muy años felices en los que ven nacer a sus dos hijos: Miguel y Paqui. Paquí trabaja en la huerta hasta embarazada de siete meses, dice orgullosa. 
Siempre han querido ser muy libres, y por eso esta familia además de cultivar, comercializó sus productos directamente en Granada, Málaga y Sevilla. Eso les llevó a vivir escenas entrañables: por ejemplo, los padres tomando la lección a los hijos mientras ambos ataban lechugas, toda la familia recolectando de noche con las luces de la furgoneta para poder llegar a tiempo con el reparto, lágrimas cuando se rompió su primera furgoneta, o canteros cuyas cosechas se reservaban para poder pagar viajes de fin de curso de los hijos ….  
Lamentablemente, su marido falleció joven, y eso lógicamente supuso un enorme mazazo para la familia. Pero Paquí ha sacado fuerzas de flaqueza, y ha conseguido reponerse para sacar su casa adelante. Ha tenido que trabajar en otros sectores, en otros municipios, pero siempre como mínimo, ha cultivado su huerta para autoconsumo. Lo “ha mamao” desde pequeña. Ahora, con su apoyo, parece que su hijo toma el relevo familiar y juntos cultivan la huerta. Que siga la tradición.

Son dos vidas, son dos historias, que emanan de una huerta tradicional. Hoy el pueblo de Cabra les reconoce su trabajo, su tesón, su esfuerzo. Gracias.

viernes, 30 de agosto de 2013

El paraíso del tomate

Nuestro socio Carlos de la Rosa, ha creado este año en su huerta de ocio un auténtico paraiso del tomate. Ha cultivado unas 130 variedades de tomate !! Y a partir de semillas, nada de comprar plantones. Todo un récord.


La semana pasada le hicimos una visita, en la que disfrutamos de lo lindo, e hicimos este reportaje fotográfico que ahora compartimos.



Enhorabuena, Carlos !! Excelente trabajo !!

¿Quieres ver algunos de estos tomates en directo? Pues no faltes a la Exposición y Cata de Tomate que celebramos en el ecomercado el sábado por la noche

miércoles, 21 de agosto de 2013

Convenio de colaboración entre Diputación de Córdoba y Subbética Ecológica

Nuestra asociación ha firmado un convenio de colaboración con la Diputación de Córdoba para la difusión de la producción ecológica en la provincia de córdoba y la promoción y desarrollo de huertos urbanos, con un importe de 5.000€ de dinero público. Ambas entidades hemos conveniado la coorganización del Ecomercado de la Subbética (que se celebrará el 30, 31 de agosto y 1 de septiembre), unas jornada técnicas, cursos de formación y visitas a fincas para grupos.
Los objetivos de estas acciones son:

- La difusión de la producción ecológica en la provincia de córdoba
Mediante este convenio se difundirán las bondades de este método de producción, tanto para la salud de las personas y el medio ambiente, como por sus efectos beneficiosos en el desarrollo económico y social de los territorios en los que se implanta.

- El asesoramiento en huertos urbanos.
En los últimos años no para de emerger el desarrollo de proyectos locales basados en la puesta en marcha de pequeños huertos gestionados por vecinos y vecinas para su autoconsumo (huertos sociales, huertos vecinales, etc.). La provincia de Córdoba no es ajena a este auge y municipios como Cabra, ciudad con gran tradición de huerta, están poniendo en marcha un proyecto de huertos urbanos municipales. Subbética Ecológica asesorará las primeras fases del proyecto en Cabra, formará a sus concesionarios y divulgará la experiencia a todas las personas interesadas.

Esperamos que estas acciones sean un éxito y cumplamos esos objetivos.

domingo, 11 de agosto de 2013

Receta: ENSALADA DE PEPINO Y MANZANA

Por Isabel Montes

Muy sencilla y muy agradable de tomar.

Ingredientes para 4 comensales:
3 pepinos
2 manzanas
1 cucharada de aceite de oliva
3 cucharadas de vinagre de vino
1 pizca de sal
½ litro de agua fresquita

Se pelan y se trocean en porciones pequeñitas los pepinos y la manzana. Aliñamos y servimos muy fresquita en bol individual. Se puede tomar a modo de sopa fría, pero es ideal también como postre.
Y, ya sabéis, todos los ingredientes muy fáciles de conseguir de nuestros productores ecológicos. 


Receta: BIZCOCHO DE REMOLACHA Y CACAO

Por Isabel Montes

Os traigo una versión ecológica y vegana de una receta que descubrí por internet, a la que he añadido algún toque personal, y que fue mi contribución a la cena compartida de “Huerta Bajo las Estrellas-2013”. Gracias a nuestra creatividad, admite múltiples variantes, por lo que personalmente he estado experimentando con ella, y continúo haciéndolo, para adaptarla a diferentes productos de temporada, a lo que tengo en la despensa , o a mi  “capricho”. En otra ocasión os hablaré de estos experimentos, hoy os explico cómo hago mi
BIZCOCHO DE REMOLACHA Y CACAO

Ingredientes secos:
2 taza de harina integral
½ taza de cacao en polvo
1 taza de azúcar moreno
½ cucharadita de bicabornato
½ cucharadita de levadura en polvo.
½ cucharadita de sal
½ cucharadita de canela molida
½ cucharadita de jengibre molido

Ingredientes húmedos:
1 taza de remolacha cruda rallada
1 y ½ taza de leche de soja
½ taza de aceite de oliva
1 cucharadita de jengibre fresco rallado (puedes sustituirlo por jengibre seco en polvo y lo incorporas a los ingredientes secos)
Ingredientes opcionales:
Pasas y nueces
Puedes adquirir la remolacha de tus hortelanos de cabecera; el aceite, la harina, el cacao, y el azúcar en nuestros Ecoencuentros trismestrales, siendo los dos últimos ingredientes procedentes del Comercio Justo; el resto, puedes hacerlo en las tiendas ecológicas de nuestra comarca, de las que puedes encontrar información en este mismo blog.

EJECUCIÓN DE LA RECETA
En primer lugar mezclamos todos los ingredientes secos. Añadimos uno a uno los ingredientes húmedos, pero no lo batimos en exceso, si lo trabajamos mucho puedo no subir el bizcocho. Podemos incorporar a esta mezcla pasas y nueces. La vertemos en un molde y lo llevamos al horno, que estará a una temperatura media-alta, durante unos 40 minutos.
Te quedará un bizcocho rico y sugerente. 


jueves, 8 de agosto de 2013

Receta: SALMOREJO DE PEPINO

Por María Ángeles Lozano

Una idea para gastar pepino, " salmorejo de pepino ". Se prepara exactamente igual que el de tomate, con pan duro , aceite y ajo. Queda muy suave, en contraste con el de tomate un poco más fuerte. 



lunes, 5 de agosto de 2013

Huerta y Poesía: EL VERANO Y EL SUDOR

Por Isabel Montes

En plena canícula, andaba yo “haciendo almanaques” (utilizando una de las locuciones favoritas de mi amiga Pepi), sobre qué poesía podría encajar este mes en esta sección. 
No encontraba ninguna que se refiriese a algún producto de temporada, aún cuando es la huerta de verano la más prolífica: ajos, berenjenas, calabacines (cocos en Cabra), cebolleta, habichuelillas, lechugas, melones, pepinos, pimientos, tomates, sandias….y un largo etcétera que hacen las delicias de nuestros paladares. 
Al máximo de su producción, pensaba, nuestras huertas requieren una atención constante, y el calor propio de esta época hace más dura cualquier actividad, obligando al hortelano a un mayor esfuerzo físico. Entonces se me ocurrió traer la siguiente poesía, que pretende reclamar dignidad para los trabajadores agrícolas y también, por extensión, para todos los trabajadores que ofrecen su sudor a cambio de “buenos frutos” para la comunidad.

EL SUDOR

En el mar halla el agua su paraíso ansiado
y el sudor su horizonte, su fragor, su plumaje.
El sudor es un árbol desbordante y salado,
un voraz oleaje.
Llega desde la edad del mundo más remota
a ofrecer a la tierra su copa sacudida,
a sustentar la sed y la sal gota a gota,
a iluminar la vida.
Hijo del movimiento, primo del sol, hermano
de la lágrima, deja rodando por las eras,
del abril al octubre, del invierno al verano,
áureas enredaderas.
Cuando los campesinos van por la madrugada
a favor de la esteva removiendo el reposo,
se visten una blusa silenciosa y dorada
de sudor silencioso.
Vestidura de oro de los trabajadores,
adorno de las manos como de las pupilas.
por la atmósfera esparce sus fecundos olores
una lluvia de axilas.
El sabor de la tierra se enriquece y madura:
caen los copos del llanto laborioso y oliente,
maná de los varones y de la agricultura,
bebida de mi frente.
Los que no habéis sudado jamás, los que andáis yertos
en el ocio sin brazos, sin música, sin poros,
no usaréis la corona de los poros abiertos
ni el poder de los toros.
Viviréis maloliendo, moriréis apagados: 
la encendida hermosura reside en los talones
de los cuerpos que mueven sus miembros trabajados
cómo constelaciones.
Entregad al trabajo, compañeros, las frentes:
que el sudor, con su espada de sabrosos cristales,
con sus lentos diluvios, os hará transparentes,
venturosos, iguales.
Miguel Hernández

jueves, 1 de agosto de 2013

Nuestra productora de manzanas

Somos una familia de agricultores y agricultoras de larga tradición, nuestros tatarabuelos ya eran agricultores y ganaderos. Hemos practicado agricultura ecológica desde siempre, aunque solicitamos la certificación en enero de 2009. Además de tener el certificado de agricultura ecológica empleamos técnicas de agricultura biodinámica.

Nuestra finca es pequeñita, 1,5 has y tenemos manzana, pistacho y hortaliza ecológica. Esta junto al Guadalquivir, en la Vega de Torralba, en una aldea de Úbeda llamada Solana de Torralba.

Noelia Rodríguez Aranda. 
Nueva socia productora de Subbética Ecológica