martes, 16 de febrero de 2016

Pensando en ti, Enrique Triano, y en el almendro en flor que te despide

Por María Tesías Herrera

Flor blanca, ramas, invierno, frío, olor agradable.
Primera flor del año después de enero.
Recuerdo, diente de león, cien plantas o más…
Jardín, campo, bosque.
Pena, pérdida, el campo está triste, se viste de pena por tu ausencia.
Oportunidad única, aprovecha la presencia.
¡Que poca relevancia¡ Grabar en la memoria tu imagen, tu voz, tu aliento…
Mirada. intercambio, sonrisa en la mirada.
Corazón dañado, frustración de vida, deseo de muerte.
Rigidez aprendida, la vida es otra cosa.
Libre, como tu quieras.
Ramas desnudas de invierno, me invocan las primeras flores del año nuevo.
La sultana triste, lejos de sus montañas nevadas, le brillan los ojos al contemplar
los pétalos de nieve en sus ramas.

  

“Armeria Trianoi”, es una flor que Enrique Triano catalogó y en su honor es nombrada con su apellido.

1 comentario:

  1. Triano , siempre te recordaremos cada vez que pisemos los campos de la subbetica , cada vez que miremos el verde florido, cada vez que coincidamos en las mismas sendas que tu andaste...

    gracias.

    ResponderEliminar