martes, 28 de junio de 2016

Una ilusión. No pudo ser.

Queridos amigos y queridas amigas

Si ayer os escribíamos con toda la alegría del mundo para comunicaros que entre tod@s somos capaces de alcanzar cualquier reto, hoy esa alegría se vuelve un tanto agridulce. Como much@s ya sabréis, la Asamblea de la Cooperativa de Hortelanos ha decidido vender sus instalaciones a un empresario que nada tiene que ver con Subbética Ecológica y dar la espalda así a nuestro proyecto colectivo.

De los 33 socios de la Cooperativa, una mayoría de 21 votaron por la propuesta del empresario Rafael Peinado que supera en 57.821 euros la nuestra y que, al parecer y en un principio, pretende continuar con la compra-venta hortícola en la misma línea de trabajo que ya viene teniendo la Cooperativa.
Como podéis ver en la propuesta que desde la Asociación hicimos estábamos convencidos de que tomarían la decisión de apoyarnos y aún más conociendo el gran respaldo social con el que contamos. 

Pero no, al final una mayoría de hortelanos han preferido el dinero a una iniciativa creativa, diferente y con visión de futuro. Creemos que se han equivocado, que no han sabido mirar hacia adelante y que, con su decisión, se pierde una oportunidad importante para el desarrollo local y comarcal. No comprendemos el porqué los hortelanos han preferido 1.750 euros por cabeza a apostar por un proyecto colectivo de Bien Común, de economía solidaria, de desarrollo sostenible.

Pero ese sabor agridulce no va a durar mucho. La energía y el esfuerzo que se han movilizado en estas dos últimas semanas nos reafirman en que existen muchas personas que están convencidas de que otra manera de hacer las cosas es posible. La fuerza y la colaboración recibidas evidencian que Subbética Ecológica es muchísimo más que unas instalaciones materiales. El compromiso y la valentía que se han puesto en juego nos desvelan como una organización viva, preparada para seguir creciendo y andando colectivamente. Y no dudamos ni un segundo de que todo este huracán de dinamismo y coraje va a dar sus frutos y va a encontrar su lugar.

Os reiteramos incansablemente nuestro profundo agradecimiento, a todos y a cada uno de vosotros y vosotras, por vuestra ayuda y soporte. Sois los robustos cimientos de esta asociación que, partiendo de la agricultura ecológica y la labor en las huertas, no dejará de trabajar por hacer de nuestro mundo un lugar más acogedor, sostenible y rico en comunidad.

Ahora entraremos en un periodo de reflexión, donde dejaremos que los posos de este proceso vayan guiándonos en los próximos pasos a dar y en qué futuro vamos a construir, pero lo que ya será imborrable en la historia de Subbética Ecológica es la capacidad de transformación y movilización con la que contamos.
Hasta pronto, amigos y amigas. Seguiremos sembrando futuro. Y de nuevo, gracias.

Pd: Ya sabéis que el sistema que se ha utilizado para la recaudación trabajaba solo con el compromiso de contribución y que ninguna donación o préstamo solidario se ha hecho en realidad efectivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario