lunes, 20 de marzo de 2017

Receta: PISTACHOS TOSTADOS

En Subbética Ecológica hemos tenido pistachos crudos. Su sabor es suave, parecido al piñón. Si quieres experimentar en casa y tostarlos, buscando el sabor más habitual del pistacho, pero en este caso ecológico, cercano y del bien común ... aquí tienes. Compartimos esta receta de nuestro socio productor de pistachos y almendras de cabecera. Paco Carretero
Ingredientes:
·         200 g de pistachos en cáscara.
·         1 vaso de agua.
·         50 g de sal.
·         10 g de harina.

Se ponen durante media hora en remojo bien cubiertos de una mezcla de: agua, sal gruesa (al gusto), y unos 10gr de harina. (Se le puede añadir también un poco de zumo de limón). Se escurren y se dejan secar bien, cuanto más secos estén menos tiempo de horneado necesitarán.
   Se colocan bien extendidos, en una sola capa, sobre la bandeja del horno  a unos 180 ó 200 grados. 
A los 10 minutos se mueven con una paleta y se siguen tostando. Pasados otros 10 minutos se vuelven a remover y se van probando para ver si ya están.
    Suelen estar a punto a los 20 ó 25 minutos. Hay que tener en cuenta que después de sacarlos del horno, al enfriarse, se van a poner más crujientes.
     Yo los hago así y quedan bastante bien. Pero hay otras maneras de tostarlos y prepararlos acompañando otros platos:

Preparación 2: Otra forma de tostar los pistachos sin harina (aptos para celíacos) es la siguiente: Tras mantener sumergidos los pistachos en agua con sal (10-15%) durante media hora, se escurren, se les añade varias cucharadas de zumo natural de limón y se tuestan en una sartén durante 20-30 minutos a fuego lento, removiendo constantemente.

Preparación 3: en un recipiente se mezclan el agua, la sal y la harina hasta conseguir una mezcla homogénea. Se echan los pistachos con su cáscara y se dejan una media hora. El tostado posterior lo realizaremos en tandas, colocando unos pocos pistachos en un plato que introduciremos en el horno microondas durante un par de minutos a máxima potencia. Transcurrido ese tiempo los removeremos con un utensilio de madera, manteniéndolos en el horno un minuto más. Esta operación se realiza las veces que sea necesario hasta conseguir el tostado al gusto. Al terminar cada tanda, los pistachos, que inicialmente están reblandecidos, se van volviendo más crujientes a medida que se van enfriando. Una vez que alcanzan la temperatura ambiente podrá comprobarse el punto final de tostado conseguido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada