viernes, 8 de junio de 2018

Capítulo I de "El alma de nuestr@s productor@s": Manuel Ceballos

Subbética Ecológica presenta:
El Alma de nuestr@s productor@s

Porque es importante que conozcas que detrás de nuestros productos hay personas que con mucho gusto trabajan para obtener alimentos sanos para tí y para la naturaleza. Apuestas de vida que no contaminan nuestras aguas, que conservan nuestro suelo y nuestras semillas, que hacen más bello nuestro paisaje y que nos ofrecen una alimentación honesta desde un modelo justo y digno. Apoyemos su alternativa porque gracias a ella nuestro mundo más cercano es indudablemente mejor.

LA HUERTA DE MANUEL CEBALLOS
Verduras y hortalizas de la Senda del Chorrillo (Cabra, Córdoba)

A la espalda de la Avenida de Andalucía, en pleno centro de Cabra, en lo que se conoce como Paraje San Francisco o Senda del Chorrillo está la huerta de Manuel Ceballos, una huerta no sólo cargada de biodiversidad y múltiples cultivos de verduras y hortalizas, sino también de cariño y sencillez.

Nos cuenta Manuel que “aquí no se trata sólo de ganar, sino de tenerle amor a la tierra. Tienes que mamarlo, poquito a poco, sabiendo que a veces ganas y que otras asumes unas pérdidas. Lo que trato de demostrar es que la agricultura ecológica no es un bulo que se ha puesto de moda sino que te estoy dando unas verduras libres de productos químicos y de una calidad enorme”.

“Hay gente que dice que la agricultura ecológica no daría de comer a todo el mundo. Yo lo que sé es que hoy se está produciendo y produciendo, a unos costes que no se sabe cuáles son y, sin embargo, mucha gente se está muriendo de hambre y además se tira una gran parte de esa producción. Quizás habría que producir un poquito menos pero hacerlo mejor”.

Manuel comenzó el aprendizaje de la tierra desde niño, viendo a sus mayores trabajar, cuando la huerta era una labor colectiva, de la familia. Aprendió entonces a escuchar a las plantas, a canalizar y cuidar el agua que las regaba, a mimar la tierra que las cobijaba. Por eso cuando, años más tarde, experimentó el monocultivo y los productos químicos, tuvo claro que algo no andaba bien.

“A partir de finales de los 80 todas las huertas de Cabra perdieron su esencia tradicional. Hasta ese momento había árboles, había una diversidad enorme pero aparecieron los herbicidas, los insecticidas, los fungicidas... No sé si fueron las casas comerciales o los técnicos, pero nos fueron llevando a su terreno, se arrancaron árboles y se empezó a poner solamente lechuga y patata”.

A Manuel no hubo que convencerle de nada. Cuando vio la oportunidad se deshizo de los químicos, se subió al carro de la agricultura ecológica, y, desde su creación, trabajó para que Subbética Ecológica saliera adelante con la misma dedicación y empeño que le pone a su huerta.

“En agricultura ecológica, y en el sistema que tenemos en Subbética, tienes mucha más satisfacción, no sólo de ver crecer las plantas y luego dar sus frutos sino que tienes una respuesta de la gente. Antes, con la agricultura convencional, yo lo recogía, lo llevaba a la cooperativa y ahí perdía de vista lo que criaba”.

“Llega un momento en que cada planta la conoces, son huertas pequeñas, no son grandes extensiones y la estás pateando todos los días, las conoces y sí, a veces les hablas”.

Manuel, que en ocasiones trabaja la huerta con ayuda de su mujer Visi, está intentando recuperar esos árboles que fueron talados y recuerda que antes las lindes, la separación entre huertas, se hacía con los árboles, con setos vivos que sustentaban la diversidad y la armonía entre insectos. “Era una agricultura en equilibrio, ecológica sin que los hortelanos lo supieran”.

“Mi sueño sería que sino el 100% al menos un 70% se pusiera en agricultura ecológica. Cuando conoces lo que se nos ha incitado a echarle a la tierra y a las plantas, cuando has visto que son productos cancerígenos y piensas en las alergias, en las enfermedades... Además, que producir en ecológico es mucho más barato, no tienes que comprar productos”.

“El alma de mi huerta es el agua y la tierra, el sol: el agua que viene de la Fuente del Río y la tierra que nos han dejado nuestros antepasados. Luego uno le pone un poco de cariño y un poco de trabajo y claro, la satisfacción de cuando vienen las familias a comprar y ves que le gustan tus verduras y hortalizas”.




Te acercamos la manera de trabajar, los valores y el espacio de nuestros productores y productoras con el afán de estrechar vínculos, cultivar la transparencia y dar a conocer nuestra red.
Más de 450 soci@s integran la Asociación de Productores y Consumidores Subbética Ecológica, que desde el 2009 trabaja para fomentar y afianzar un desarrollo sostenible a través de la producción y el consumo ecológicos.

Con la colaboración de Diputación de Córdoba

No hay comentarios:

Publicar un comentario